02 | 08 | 2014
Publicite Aquí
Banner
Edición Abierta
Banner barra ppm
Missing Children

Missing Children

BRASIL: mataron a tres mujeres, las hicieron empanadas y se las comieron PDF Imprimir E-mail
Insolitas
Escrito por Rafael Franco   
Domingo, 15 de Abril de 2012 12:10

Las mataron, descuartizaron y se las comieron. Lo hicieron porque recibieron "órdenes" del más allá. Sus víctimas eran malvadas y debían pagar y ellos, los asesinos, para purificarse comieron su carne. Brasil, y en especial el Estado de Pernambuco no salen del shock y el estupor. La detención de un hombre, su esposa y una amante develó una serie de crímenes horrorosos.
Habían sido detenidos el miércoles pero no fue hasta hoy que la Policía logró que confesaran y dio detalles escalofriantes.
Los tres detenidos -acusados de haber asesinado a por lo menos tres mujeres en Pernambuco- confesaron que consumieron parte de la carne de sus víctimas y que también la usaron para fabricar empanadas que vendieron a sus vecinos. Son algunos detalles que reveló la Policía hoy.
Los acusados fueron detenidos el miércoles en Garanhuns, municipio situado a 234 kilómetros de Recife, la capital de Pernambuco, y dijeron pertenecer a una secta que recibía órdenes de una "voz" para eliminar mujeres a las que consideraban malas.
Los homicidios, el canibalismo y las prácticas rituales fueron admitidas en los interrogatorios a los que fueron sometidos ayer por la Policía y parte de los detalles fueron divulgados hoy en una conferencia de prensa por el comisario Demócrito de Oliveira, comandante de la Policía Civil en Garanhus y responsable de la investigación.
La Policía encontró los restos de dos mujeres en el patio de la residencia en la que vivían los acusados, que fue incendiada ayer por vecinos enfurecidos.
Las investigaciones sobre los detenidos comenzaron el mes pasado luego de que Jorge Beltrao Negromonte da Silveira, de 51 años, registrara ante una notaría como suyo un libro escrito en 2009, al que tituló "Revelaciones de un esquizofrénico", en el que cuenta detalles de las actividades de la supuesta secta.
Además de Negromonte da Silveira, la Policía detuvo a su esposa, la comerciante Isabel Cristina Oliveira da Silva, de 51 años, y a una joven de 25 años identificada como Bruna Cristina Oliveira da Silva, que vivía con la pareja y era la amante del hombre.
Los tres vivían con una nena de cinco años que se sospecha que es hija de "Jéssica", una joven asesinada en 2008 cuando tenía 17 años en Olinda, uno de los municipios de la región metropolitana de Recife.
La muerte de Jéssica es contada en detalles en el libro escrito por el detenido. "Al mirar el cuerpo ya sin vida de la adolescente mala, siento un alivio. Agarro una lámina y comienzo a retirar toda su piel y después la divido. Yo, Bel y Jéssica (nombre de la víctima, cuyos documentos eran usados por Bruna) nos alimentamos de la carne del mal como si fuese un ritual de purificación. El resto lo enterramos en el patio", escribió el detenido en el libro.
Además de las dos mujeres encontradas enterradas en el jardín de la vivienda de los acusados, que habían sido declaradas como desaparecidas este año en Garanhus y de la joven asesinada en 2008, la Policía investiga al trío por su posible responsabilidad en al menos otros cinco homicidios ocurridos en Pernambuco.
Las dos mujeres desaparecieron luego de que el trío supuestamente les ofreciera trabajo como niñeras con un salario muy superior al promedio en esa empobrecida región de Brasil.
El comisario de Garanhus dijo que acusará al trío de los delitos de homicidio calificado, secuestro, ocultación de cadáver, falsificación y estafa, así como de crímenes contra la salud pública.
Esta última acusación se debe a que la mujer de 51 años admitió que, además de haber descuartizado y consumido parte de la carne de las víctimas, utilizó algunos pedazos, cocinados en agua y sal, para rellenar empanadas que vendía en la calle.

 
Ultimos Visitantes
PPM en tu idioma

Alquiler de Proyectores